LA SALUD ENFERMA

OpiniónSalud

EL INVIERNO Y LA FALTA DE INFRAESTRUCTURA CONSPIRAN CONTRA LA SALUD

En estos tiempos donde el invierno con sus bajas temperaturas, y la circulación de virus respiratorios alcanza su máxima frecuencia, se acentúa el impacto que tienen sobre la salud de la población las desigualdades sociales. Los determinantes sociales, económicos, ambientales de la salud como la pobreza, la falta de infraestructuras para garantizar necesidades básicas de las personas, vivienda digna, alimentos accesibles, agua potable, cloacas, accesibilidad, calidad y financiamiento de los sistemas de salud deficitarios, y otros, impactan desfavorablemente sobre la salud de la población.

LA CRISIS ECONÓMICA PONE EN RIESGO LA SALUD DE LOS NIÑOS Y LOS ADULTOS MAYORES

La crisis económica y social que atraviesa la Argentina por el gran endeudamiento que adquirió el Gobierno actual, la elevada inflación que genera precios elevados en los productos de consumo básicos, como los alimentos, ropas, medicamentos, hacen que los problemas estructurales de la miseria y la vulnerabilidad social se acentúen, poniendo en riesgo la salud de los habitantes, sobre todo la de aquellos que están en la franja de mayor peligro de enfermar, como los niños, los adultos mayores, los que padecen enfermedades crónicas.

Como ciudadanos, trabajadores de la salud, militantes sociales, políticos tenemos un desafío indispensable que debemos cumplir , trabajar intensamente desde los diferentes campos del saber, las organizaciones sociales y políticas, el Estado en todos sus niveles nacional, provincial y municipal para cambiar esta realidad que genera tanto sufrimiento humano, o al menos abordar otros paradigmas, dispositivos, intervenciones para reducir las desigualdades sociales, que producen daño en tantos aspectos de la vida ciudadana pero que impactan sobre todo en la salud de las personas.

UN GOBIERNO INJUSTO

Tenemos que repensar un modelo de salud pública que achique la brecha de la inequidad social que es un concepto diferente al de la desigualdad. Es decir cuando algo es desigual pero además es injusto y evitable estamos en presencia de una inequidad social. Entonces, es justo que muera un niño porque el Estado no garantizo la tasa de cobertura de vacunación del 95% porque las vacunas se compraron en menor cantidad y se comenzó a vacunar tarde?. Es justo que una persona muera en la calle por frió cuando vivimos en un país poblado de recursos genuinos? Es justo que los medicamentos hayan aumentado entre un 200 y 300 % su costo y sean muchas veces inaccesible para las personas?

Podríamos citar más ejemplos desgarradores. Pero solo si logramos encontrar como pueblo los valores que nos identifican y superamos las diferencias, lograremos vencer esta crisis, que tanto padecimiento genera en la población. Harán falta nuevas políticas públicas para reconstruir la patria que soñamos. El modelo de salud también deberá transformarse en esa dirección para lograr una salud pública gratuita, segura, que garantice el acceso de todxs con equidad.

Dra Elisabet Albanese

Medica pediatra, diplomada en gestión de sistemas y servicios de salud, actualmente maestrando en salud publica en la Facultad de Medicina de Rosario/ Univ. Nac de Avellaneda Undav

Referente de NUEVO ENCUENTRO

Etiquetas:
¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Más Noticias:

Menú